Galería López Quiroga

Fernando García Ponce

Nació en la ciudad de Mérida, Yucatán el 25 de agosto de 1933. A la edad de 11 años junto con su familia se mudó a la ciudad de México.

En 1952, ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de México para estudiar la carrera de arquitectura. Al mismo tiempo, acudía al taller de Enrique Climent, al que García Ponce reconoció siempre como su maestro, a pesar de que Climent no enseñaba, sólo pintaba. A un año de finalizar su carrera, García Ponce junto con Alain Lipkes, un francés de origen ucraniano que había llegado a México huyendo de épocas de persecución, viajó a París y otras ciudades europeas. Decidió abandonar la carrera de arquitectura para dedicarse a la pintura.

A su regreso a México se dedicó completamente a su nueva pasión, apreciando, según sus palabras, "el movimiento aparentemente revolucionario de los muralistas... tan faltos de calidad pictórica". Sus primeras obras en 1954 fueron básicamente retratos, elaborados en tonos pastel, tratando de que existiera armonía en sus trazos. Poco después optó por técnicas más osadas, pintando naturalezas muertas cercanas al cubismo, como puros estudios geométricos. Su primera exposición se presentó en Galería de Arte Mexicano el 20 de abril de 1959. Un año después, sus obras adquirieron un abstraccionismo que ya nunca abandonó, fragmentando en ellas sus zonas de color.

Recibió entonces un Premio en el Salón de la Plástica Mexicana. Miembro activo de la llamada generación de ruptura (Nueva Pintura Mexicana), a la cual pertenecieron artistas como Lilia Carrillo, José Luis Cuevas, Manuel Felguérez, Vicente Rojo Almazán, entre otros, y teniendo a Juan García Ponce, hermano de Fernando, como su crítico más generoso e inteligente. Todos ellos formaron parte de la recién inaugurada galería que el español Juan Martín creó a su llegada a México. Aquí, presentó en 1963 su primera exposición totalmente abstracta. En 1973 se presentó en la Sala Nacional del Palacio de Bellas Artes (Ciudad de México) una exposición retrospectiva 1962-1972. Ejerció su profesión de arquitecto en su ciudad natal destacando los edificios de la Delegación de Tránsito Federal, Coca-Cola, Veladoras El Faro, la Clínica Médica y varias casas particulares.1
Buena parte de su obra, preservada y protegida por la Fundación MACAY es expuesta de manera permanente en las salas del Museo de Arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán. Otra parte importante de ella forma parte de la colección del Museo Tamayo Arte Contemporáneo de la Ciudad de México.

Fuente: Wikipedia.