Galería López Quiroga

Guillermo Kahlo

Guillermo Kahlo (Wilhelm Kahlo) nace en 1872.

Hijo de padres judíos recién emigrados de Rumania. Su padre planeó que Guillermo estudiara en la Universidad de Nuremberg, pero un accidente lastimó su cerebro y lo dejó con secuelas epilépticas para el resto de su vida. A los 19 años, Guillermo toma un barco a México y nunca regresa a Alemania.

Su primer trabajo es en una tienda de mercancía de vidrio en la Ciudad de México, además vendió libros por un tiempo y finalmente tomó un trabajo de joyería perteneciente a un alemán que había conocido cruzando el Atlántico.

En 1984 se casa con una mujer mexicana, la cual muere trágicamente después de dar a luz a su segunda hija, Poco después, Guillermo Kahlo se casa con Matilde Calderón, hija de un fotógrafo de Morelia (México).

Matilde convenció a su esposo a emprender una carrera en fotografía y en 1901 abre su propio estudio debajo de la joyería en donde él y su esposa en algún momento trabajaron. El interés de Kahlo era en retratos, aunque también tomó asignaciones para varias revistas de la Ciudad de México. En 1904, su talento nato con la cámara y su dedicación hacia la calidad, lo hizo ganarse una comisión de cuatro años, fotografiar y catalogar el período colonial de arquitectura mexicana.

Este trabajo le proporcionó a Kahlo un título "primer fotógrafo oficial del patrimonio cultural mexicano" y más útil, un ingreso lo suficientemente generoso para construir una nueva casa para su familia ("La casa azul" que sigue existiendo y sirve como el Museo de Frida Kahlo, la que se encuentra en un suburbio de la Ciudad de México llamado Coyoacán).

Las fotos ilustraban una serie de publicaciones caras, producidas por el gobierno de Porfirio Díaz, conmemorando el centenario de la independencia mexicana de España (1910).

En su momento, las fotos de Kahlo representaron la más amplia y sistemática colección del sujeto convocado. Más adelante, su trabajo, junto con el de otros, apareció como parte del registro monumental de iglesias mexicanas, publicado en seis volúmenes en los años veinte. Su estilo fotográfico era austero y natural, al igual que la relación con su familia, sin complicaciones.

Kahlo compartió su fascinación del mundo natural con su hija (Frida Kahlo). Además le enseñó cómo utilizar una cámara, y cómo revelar y retocar fotos.

Guillermo Kahlo murió de un ataque al corazón en la Ciudad de México en 1941 a la edad de 69 años.