Galería López Quiroga

Walter Reuter

Walter Reuter fué un fotógrafo germano-mexicano. Nació el 4 de enero de 1906 en Berlín (Alemania) y murió en México el 20 de marzo de 2005.
En su ciudad natal, Berlín, trabajó para la revista de izquierdas AIZ (Arbeiter-Illustrierte Zeitung). En 1930, perseguido por los nazis después de publicar sus fotografías sobre las manifestaciones en contra del Partido Nacional Socialista, salió de Alemania.
Reuter llegó a España en mayo de 1933. Luchador por la justicia social, su cámara de fotos se convirtió en una arma perfecta, una vez iniciada la Guerra Civil. En 1937 en la ciudad de Valencia realizó un reportaje sobre el Instituto Obrero de Valencia, fotografías que el tipógrafo polaco Mauricio Amster utilizaría para diseñar uno de los carteles para divulgar esta iniciativa del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes. También participó en documentales filmados de propaganda sobre el Instituto Obrero de Valencia y sobre las Colonias de niños protegidos por la Segunda República Española. El 31 de octubre de 1937, la capitalidad del Estado se traslada a Barcelona, y Reuter se fue también a la ciudad Condal, siguiendo al Gobierno republicano, donde en mayo de 1938 participó en la exposición de la juventud “El arte al servicio del pueblo”.
Retrató la retaguardia y en particular a los niños y refugiados que sufrían las consecuencias del fascismo. Fue corresponsal gráfico internacional y en España sus fotografías, la mayoría de ellas firmadas como Walter, documentaron varias publicaciones.
La derrota en 1939, le obligó a exiliarse y después de varios años de penurias consiguió establecer su residencia en México donde se casó en segundas nupcias con Ana Maria y tuvo tres hijas, Marina (1951), Claudia (1957) y Hely (1963). Hely Reuter, concienciada con la obra de su padre, trabaja para clasificar el material calculado en más de 120 mil negativos, entre México, Alemania y España.
Walter Reuter, combatió en la guerra que el Estado español mantuvo contra el fascismo, sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial y varios campos de concentración. Su legado fotográfico es de gran interés documental. La altura humana de este ciudadano solidario, activo hasta su muerte, lo hacen digno ejemplo de luchador por la justicia social.