Galería López Quiroga

Cuerpos Expiados. Colectiva Fotográfica

Del al , 2016

Lola Alvarez Bravo, Manuel Alvarez Bravo, Nobuyoshi Araki, Constantino Arias, Lázaro Blanco, Victoria Blasco, Joaquín Blez, Antonio Caballero, Marco Antonio Cruz, Gilberto Chen, Armando Cristeto, De Para, Rafael Doniz, Paz Errázuriz, Fernell Franco, Lee Friedlander, Hector García, Paolo Gasparini, Lourdes Grobet, Hoyningen Hue, Hermanos Mayo, Graciela Iturbide, Carlos Jurado, David Levinthal, Nacho López, Jesús Magaña, Luis Márquez, Crisóstomo Méndez, Pedro Meyer, Daido Moriyama, Rodrigo Moya, John O'Leary, Arturo Ortega Navarrete, Diódoro Pedroza, Josep Renau, Walter Reuter, Antonio Reynoso, Miguel Rio Branco, José Trinidad Romero, Sebastiao Salgado, Jeanloup Sieff, Smart (Librado García), Christer Stromholm, Mario Testino, Edward Weston

CUERPOS EN EXPIACIÓN

Recipientes y herederos de una nueva realidad creada por la mirada y la destreza del fotógrafo, constantemente sobrevienen al mundo cuerpos de una índole inesperada que adquiere derecho de existencia en ciertas fotos notables, a lo largo y ancho de esa corriente ininterrumpida que denominamos sencillamente vida. Se convierten estas fotos de cuerpos humanos en nuevas formas de un arte inesperado pero eficiente –como toda obra de arte—que transitan en dirección de nuestras preferencias, de nuestros recuerdos e inclinaciones. Comprobamos en estas fotos que no hay arte completo y pleno sin la mirada del espectador: nosotros mismos, observadores convertidos en protagonistas tras la expiación de nuestras dudas, sobresaltos, prejuicios y defensas culturales o anímicas.
La tendencia de cada foto de esta exposición (la mayoría copias de época) se encamina a un solo objetivo: causar estragos, constreñir almas (¿razón social de toda fotografía?). Escarbar en la mirada, la conciencia, la secuencia cultural de cada observador. Luis Márquez capta o inventa un rito en los cuerpos indígenas. Moriyama y Testino descubren la improvisación de la imagen sexual colectiva en una sencilla foto urbana. Los cuerpos yacentes, sujetos o inmóviles de Río Branco, Araki, Salgado, Lola y Manuel Álvarez Bravo, Carlos Jurado, Nacho López, Antonio Garduño, Constantino Arias, Graciela Iturbide, contrastan con las muestras de dolor externo o interno, real o ficticio de Stromholm, Fernell Franco, Paz Errázuriz y Juan Crisóstomo Méndez. Fotos viejas y nuevas, antiguas o modernas de un arte-otro que también nos ha conducido a inventar o siquiera intervenir en los tinglados del arte del espectáculo: César, Yolanda Andrade, Lourdes Grobet, Armando Cristeto, asimismo hacedores de su propio espectáculo en una sola toma, en una fotografía excepcional. Y así sucesivamente: el sexo derramado (Pedro Meyer y Paolo Gasparini) o “trasladado” (Rafael Doniz)… Los avatares de la farándula cachonda (Josep Renau, otra vez Grobet, César, Juan Crisóstomo Méndez y Agustín Martínez Castro). Fotos y nombres, años y tal vez siglos de ese intento siempre vigente, siempre perseguido de hacer, inventar, helar, transgredir, imponer, reconvenir al tiempo y al arte mediante una sola, exclusiva imagen.

Alberto Dallal